Análisis de Uncharted: El legado perdido

Portada Uncharted.jpg

Estábamos expectantes por saber cómo le sentaría a la saga Uncharted una continuación sin el carismático Nathan Drake como protagonista. El resultado es claro: hay futuro sin Nate.

En un principio, El legado perdido iba a ser una expansión que formaba parte del pase de temporada de Uncharted 4. El proyecto se hizo demasiado ambicioso como para mantenerlo en ese segundo plano y los chicos de Naughty dog decidieron crearlo como juego independiente. Pero por supuesto, dándolo de forma gratuita a los que compraron el pase de temporada.

En el juego controlamos a Chloe Frazer, la ladrona que tantos quebraderos de cabeza y tensiones sexuales le dejó a Nathan Drake. La compañera y coprotagonista de esta historia es Nadine Ross, una líder militar que ha perdido el negocio de su padre y quiere recuperarlo. Más por orgullo que por beneficio económico, a mi parecer.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170823131423.jpg

Las dos chicas protagonistas fueron personajes secundarios que vimos en diferentes momentos de la saga. Cada una con una personalidad muy fuerte que nos hacía pensar en cómo llevarían su relación y sí chocarían entre sí. Y así es, como en toda buena relación no todo es un camino de rosas, y aunque surjan discrepancias entre ellas, hay algo que siempre las une, el instinto de supervivencia.

Si en algo se ha caracterizado siempre la saga Uncharted es en su asombroso apartado gráfico. Resulta difícil no quedarse embobado viendo los paisajes verdes, rocosos y llenos de vida. Cuando juegas y admiras esos lugares te entran unas ganas tremendas de viajar por el mundo arriesgando la vida haciendo escalada en búsqueda de enigmáticos tesoros. Aunque pensándolo mejor, es mucho menos peligroso hacerlo desde la comodidad del sofá de casa.

Las capturas de movimiento, en especial las faciales, son de lo mejor que he visto en un videojuego. El motor gráfico de Naughty dog nos deja unas expresiones que, personalmente, me hacen alucinar al pensar en lo que ha evolucionado la captura facial desde que en 2011 Rockstar lanzara L.A. Noire, cuya seña de identidad era precisamente el cómo cuidaba este aspecto. Si no estuviéramos escuchando las conversaciones y sólo viéramos los gestos, sabríamos perfectamente qué sentimiento expresa el personaje: alegría, ira, enfado, etc.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170823224958.jpg

Pero lamentablemente no todo van a ser alabanzas en este apartado. Las texturas, cuando vas en 4×4, a veces tardan en cargar. No lo criticaría sí lo hubiera jugado en PS4 slim, pero haciéndolo en PS4 Pro, es para mí algo imperdonable que hace preguntarme, una vez más, porqué tengo dicha versión superior. Y esto por no hablar de lo bien que le habrían sentado los 60 fps. Además, ni tan siquiera se puede decir que las 30 imágenes por segundo sean estables como rocas. He leído en otros análisis que sobre todo la parte final tenía unas caídas bastante graves, pero cuando lo jugué ya había salido el típico parche day one que debió solucionarlo. En cualquier caso, es vergonzoso que el juego no sólo tenga bajadas por debajo de 30 fps, sino que en PS4 Pro no se puedan alcanzar las 60 imágenes.

Es precisamente en esta versión superior de la consola donde el juego puede mostrar una resolución 4K dinámica y hacer uso del HDR. Como mi tele no tiene ninguna de estas características, no puedo valorarlo. Sin embargo y para los poseedores de televisiones normales he observado, sobre todo en los primeros compases del juego, zonas con una gran diferencia entre claros y oscuros muy probablemente creados ex profeso para el disfrute de los afortunados poseedores de un televisor con HDR. En mi caso, el forzamiento artístico para mostrar este alarde técnico sólo consiguió que quedara expuesto a enemigos por, literalmente, no ver que estaban delante.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170823121806.jpg

Se llegó a decir que el juego era un mundo abierto. No es cierto. Es verdad que hay una fase relativamente grande pero no deja de ser una parte del juego, aunque contenga una misión secundaria. De hecho, el tamaño del mapa es similar al visto en cierto momento de Uncharted 4 cuando montamos en 4×4. El resto del juego es tan “pasillero” como ya estábamos acostumbrados en la saga.

Chloe hace un poco de Nathan Drake en cuanto al humor con sus comentarios y sus réplicas a Nadine, personaje que también tiene momentos divertidos para rebajar la tensión. Este recurso no ha sido muy utilizado en los videojuegos de aventuras pero sí lo hemos visto muchísimo en el cine. Sagas como Arma letal, Jungla de cristal o por supuesto, Indiana Jones, dan fe de ello.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170823233633.jpg

Quizá, por poner un único punto negativo al personaje de Chloe, es que han querido hacer que se parezca demasiado a Nate. Si bien es cierto que en anteriores entregas ya vimos similitudes en sus personalidades (y los celos de Elena por lo bien que congeniaban), en esta ocasión vemos que en el fragor de la batalla repite frases exactas de él como los famosos “¡Vale, vale, vale!” o el “¿Y qué mas?”.

En cuanto al apartado sonoro, se nos presenta el doblaje al que nos tienen acostumbrados la saga, con unos actores de doblaje que reconoceréis de series, películas y otros videojuegos. La banda sonora no es tan épica como en otros Uncharted pero cumple con su objetivo. Además, cuenta con algún tema que sorprende por ser diferente a la fanfarria habitual de la saga. Por desgracia, como viene siendo habitual y mucho más en los juegos de Naughty dog, hay que modificar los valores de sonido dejando las voces en el valor máximo y bajando la música y los efectos especiales. Si no lo hacemos, en determinadas cinemáticas no nos enteraremos de lo que dicen los personajes. En mi caso, reduje la música y los efectos especiales a la mitad.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170824135110.jpg

El control es el mismo que encontramos en Uncharted 4, con el sistema de coberturas al que estamos acostumbrados y que, aunque intuitivo, a veces nos puede dejar expuestos sin querer. Introduce el elemento jugable de forzar cerraduras que consiste en girar el stick hasta un punto concreto donde tenemos que mantenerlo. Bastante sencillo.

Como en The last of us, la compañera es invisible para los enemigos. Esto hace que en ocasiones, cuando tenemos que “limpiar” una zona, perdamos la sensación de inmersión dentro del juego al ver como un compañero se pasea por delante de los enemigos sin ser visto. Por contra, y es muy de agradecer, Nadine sirve de algo. No sólo es capaz de abatir enemigos por sí misma sino que también es capaz de encontrar objetos necesarios para avanzar en la trama.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170825084822.jpg

Las cinemáticas junto a Nadine cuando luchas cuerpo a cuerpo están muy bien. Si pulsamos “cuadrado” mientras nuestra compañera está cerca de un enemigo, podemos hacer un combo bastante logrado. Y según las posiciones en las que nos encontremos, las animaciones serán diferentes entre sí. 

Uncharted es entretenimiento en estado puro. La saga mantiene ese espíritu con fases frenéticas que consiguen que mantengas la respiración hasta que terminan. Este tipo de escenas tan características de la saga y que su principal competidor, Tomb Raider, intenta pero no logra plasmar tan perfectamente como esta franquicia. Además, están esas escenas medio cinemáticas y medio jugables en las que es difícil morir, donde es bastante evidente que los desarrolladores quieren que mantengamos una tensión constante en un momento que se arruinaría si morimos.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170824142415.jpg

El nivel de dificultad que me he encontrado es bajo. Como siempre suelo hacer, me puse el juego en el nivel intermedio. Avanzada la partida me lo tuve que subir porque la aventura estaba siendo demasiado sencilla, incluso para el nivel intermedio al que nos tiene acostumbrados la serie.

A modo de extra cuando terminamos el juego, reuniendo tesoros, cajas fuertes y conversaciones durante la aventura te dan puntos para conseguir bonificaciones. Estos añadidos vienen en forma de bocetos, modelos de los personajes y contenido adicional para la partida, como pueden ser armas, aspectos de los personajes, renderizado, filtros de imagen, modificadores de juego para ir a cámara lenta, munición infinita, un modo espejo, etc.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170825100846.jpg

El multijugador es el mismo que el que podemos encontrar en Uncharted 4, que ha recibido una actualización que añade un nuevo modo de juego, skins y la inclusión de Asav, el antagonista de El legado perdido.

La duración, en mi caso, ha sido de poco más de ocho horas explorando y dedicando bastante tiempo a hacer capturas para este análisis y trasteando el “modo foto”. Teniendo en cuenta que el juego se puede encontrar por 35€, que ofrece un entretenido modo multijugador y que además incluye un código para descargar Jak&Daxter para Playstation 4 de manera gratuita, estamos ante una inversión más que justificada.

Uncharted™_ El Legado Perdido_20170823133633.jpg

En conclusión, si Sony buscaba un termómetro para saber qué opinan los jugadores sobre futuras entregas de la saga sin Nathan Drake, pueden estar contentos con el resultado. Uncharted es una saga muy buena, de esas que apetece jugar de vez en cuando para admirar la belleza visual de su naturaleza o para sentir la tensión en sus escenas. Si Sony quiere, podría llegar a reconvertirse en algo así como la Misión: Imposible de los videojuegos. Una franquicia que, aunque no vaya a ser el juego del año, sí que conseguiría entretener. Y al fin y al cabo, ¿no es esa la finalidad de los videojuegos?

Gráficos: Escenarios espectaculares y capturas faciales sin parangón ligeramente empañados por bajadas de fps y cargas lentas de texturas. 9.0

Sonido: Gran doblaje al castellano pero banda sonora menos épica que en anteriores entregas. 8.5

Jugabilidad: Control muy intuitivo. Escalar sigue siendo una gozada. 8.9

Diversión: A pesar de su duración, os tendrá enganchados y manteniendo la respiración.  9.1

Nota final: 8.9

Este análisis también se encuentra en formato podcast en iVoox, iTunesYoutube, con un gameplay de los primeros minutos de la aventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s